DSC_0929-678x1024 Conócenos

LYS MOYA-ANGELER

your Life is My Art

Todos estamos de paso en esta vida. Nuestras vidas están llenas de momentos inolvidables e irrepetibles. Desde pequeña, mi padre, periodista y fotógrafo, no se perdía ninguno de los momentos especiales de nuestras vidas. Gracias a eso tengo fotografías maravillosas de mi infancia y puedo recordar con exactitud todos aquellos momentos que no volverán.

Con ello aprendí lo importante que era construir una memoria gráfica de mi vida, así que desde bien jovencita ya fotografiaba todos los viajes, salidas, amigas, de forma espontánea y con el mero objetivo de hacer perdurar aquellos momentos para siempre.

Fue más tarde que estudié diseño gráfico en la escuela ELISAVA y pude cursar 2 años de fotografía, donde pude acabar de comprender la parte técnica de aquello que me fascinaba. He tenido la suerte de poder revelar en laboratorio manual, tanto en la escuela como en casa con mi padre, dónde nos encerrábamos durante horas para conseguir la imagen perfecta.

Después de una larga carrera como diseñadora y fotógrafa free-lance, en 2013 entré a formar parte del equipo de editor@s de la revista VIAJES de NATIONAL GEOGRAPHIC. Desde entonces hasta ahora, he recorrido el mundo a través de los ojos de los mejores fotógrafos de todo el mundo. Es un trabajo fascinante, y más aun cuando incluso llegas a publicar algunas de tus fotografías.

Tengo infinitas fotos de mis hijos, me gasté muchísimo dinero en contratar el mejor fotógrafo para mi boda, decenas de libros de fotos de cada viaje, de cada año de vida… Son mi pequeño gran tesoro.

Momentos como un embarazo, los primeros días de tu bebé en el mundo, el día de tu boda o cualquier momento especial e importante para ti son momentos que no debemos dejar pasar. La fotografía nos da la posibilidad de volver a esos momentos una y otra vez y los hace perdurar no solo en nuestras vidas sino en las generaciones futuras.

Por eso es tan importante tener fotografías que reflejen aquello que realmente sucede y no sólo la parte plástica. En mis sesiones, las personas no solo recuerdan el momento en el que viven, sino que recuerdan especialmente la sesión, como si de una sesión terapéutica se tratara. Un tiempo dedicado a aquello que realmente importa. Un tiempo de dedicado a tu vida y a tus seres queridos. Un regalo para ti y para las generaciones futuras.

Hazme partícipe de tu vida, cuéntame como eres, quien eres y podré coger tu luz interior para realizar las mejores fotos para ti. Por que la fotografía es un juego de luces y en este caso, tu luz, va a ser la más importante.

 

Estaré encantada de recibir vuestras propuestas, ideas, etc y ponernos manos a la obra para una sesión mágica que no olvidarás.

EL EQUIPO