Una sesión de fotos de comunión muy especial, con una princesa como protagonista.

El encargo de este reportaje de comunión fue muy especial. Con mucho tiempo de antelación Blanca, la mamá de Emma,  hizo una búsqueda apurada de fotógrafos que le ofrecieran exactamente lo que ella quería. Me siento muy especial por que escogiera a LMA para que se encargara de las fotos del día de la comunión de su niña y además, quisiera una sesión previa.

Hablamos varias veces sobre como enfocaríamos ambos reportajes hasta que concretamos día, hora adecuada, y todos los detalles. La sesión de fotos pre-comunión la hicimos en Tona, en los prados cercanos al pueblo. El hecho de que la comunión se hiciera en plena primavera facilitó mucho el trabajo. Los campos de flores y trigos estaban en su esplendor y fueron un decorado fantástico para las fotos. El resultado  lo podéis ver más abajo. La mayoría de las fotos de la sesión pre-comunión no necesitaron ser editadas. La puesta de Sol y mi ayudante de fotografía especial (Carlota, prima de Emma) nos ahorró mucho trabajo en post-producción.

Las fotos de la comunión fueron muy diferentes. Se trataba de captar cada momento mágico de esa tarde soleada. Blanca había decorado la casa para la comunión con un gusto exquisito. Las chicas de Sucre i Paper se encargaron de la decoración y el catering y la verdad es que crearon un verdadero espacio de ensueño. No faltaba ni un detalle. Podéis ver alguna foto de algunos rincones, en las fotos.

Emma, la niña de la comunión, como tal princesa estuvo en todo momento impecable. Seria y responsable en la iglesia y alegre y feliz en la fiesta; en su casa, con sus amigas, con su familia… Un día que seguro recordará siempre. Una vez acabado el trabajo, entendí la importancia de inmortalizar ese día. La magia del momento solo perdura un instante, pero podemos recordarla a través de la fotografía para siempre.

Un placer haberme encargado de fotografiar esta preciosa comunión de una niña tan y tan preciosa.

Aprovecho para agradecer a todas esas mamás que con el “boca-boca” van aconsejando mi trabajo a otras mamás, y en especial a Anna Puertas. ¡¡¡¡¡¡Gracias!!!!!