Una sesión de fotos de embarazo con nota!

Gemma y Carlos me llamaron un par de semanas antes de la sesión de fotos para concretar varias cosas, entre otras la localización para la sesión. En un principio, quería hacer la sesión de fotos cerca de su casa, en Badalona; más concretamente en el pont del petroli. La verdad es que es un lugar que da mucho juego, sobretodo para fotografía de moda, pero para mí, un embarazo es algo especial y romántico por lo que no acababa de ver la sesión de fotos de embarazo allí. Les sugerí un par de playas. En el mes de mayo, las playas están aun vacías entre semana, y es fácil trabajar y tener unas fotos idílicas, eso sí, con un buen madugrón.

Finalmente la playa de “Rocagrossa” en Sant Pol fué la elegida para su sesión de embarazo. Se anunciaban lluvias, pero pese a todo decidimos ir hasta allí, y jugarnos-la, y aunque no pudimos ver la salida del sol, conseguimos no tener lluvia y al final incluso algún rayo de sol. La luz natural es incontrolable. Nunca sabes realmente que clima vas a tener. Prácticamente toda la sesión de fotos estuvo nublado, pero gracias a mi ayudante Janira, que hizo un gran trabajo con el reflector, pudimos hacer una sesión de fotos de embarazo, para mi gusto, con nota!

Gemma y Carlos estaban super relajados, con muchísimas ganas de realizar la sesión de fotos. Incluso habían hecho su propia búsqueda personal en pinterest con ideas. Entre sus ideas, y las que yo llevaba pensadas, pudimos hacer una sesión de fotos de embarazo realmente completa.

En este post os dejo las 10 fotos seleccionadas por la pareja. En un mes aproximadamente, tendré el placer de realizar una sesión de fotos especial para su bebé. Los amigos de la oficina de Gemma, al ver las fotos del embarazo quisieron regalarle la sesión del bebé.