Esta es la primera sesión de fotografía recién nacidos desde que empezó la desescalada del COVID-19. En la Garriga se permite abrir los negocios como el mío, siempre y cuando se respeten las medidas de seguridad. Desde que decidí volver a abrir fueron los padres los que se pusieron en contacto conmigo para contratar sesiones con sus bebés. Y este es el primer bebé que fotografié desde la reapertura. Después de limpiar el estudio a fondo estaba todo esterilizado y listo para recibir a mis clientes. Yo ya conocía a los papás de Roc ya que se habían hecho la sesión de embarazo conmigo.

Esta pareja son geniales. Son unos viajeros natos. De hecho ya le han dado la vuelta al mundo. Su sesión de embarazo fue muy divertida con un guiño a sus viajes. Y en la sesión newborn con su hijo Roc, hicimos lo propio. También incorporamos el elemento “viajes” al reportaje. Sus padres me pidieron hacer alguna foto con las maletas y el bebé. Creo que salieron preciosas y muy originales. Me encanta poder personalizar las sesiones así.

Roc estaba nervioso antes de la sesión así que su madre le dio el pecho justo antes de venir al estudio. Yo siempre pido que, en la medida de lo posible, intentéis que coincida una toma de pecho o de biberón con la sesión. Porque cuando el bebé está recién comido está mucho más tranquilo y relajado. Eso ayuda a que la sesión sea más fluida y normalmente se le saca más partido al tiempo que tenemos disponible. En este caso no fue posible pero igualmente salieron unas fotos preciosas. Nada más llegar le hicimos unas fotos a Roc, si ni siquiera cambiarle de ropa. Estaba despierto y guapísimo así que aprovechamos.

 

Fotografía recién nacidos: mi primera sesión tras el confinamiento

Después hicimos las fotos de “before and after” en blanco y negro. Hicimos estas “míticas” fotos con el padre y sin el padre. Me encanta la foto en la que se muestra el montaje con la madre embarazada en el reflejo; combinada con la foto de la madre, ya con su bebé en brazos, tumbada. Normalmente en esta foto de “antes y después” la madre aparece desnuda. Aunque a veces, a petición de la protagonista, se queda con su ropa interior o con un pantalón, como en este caso. La foto queda hermosa igualmente. Es una foto mágica.

Cuando llegaron a la sesión los padres de Roc me dijeron que su bebé seguro que no se dormiría. Finalmente sí que se durmió así que aprovechamos para hacer algunas fotos más en este set de blanco y negro con la familia tumbada. También hicimos el set de las maletas y las fotos en las que el bebé recién nacido aparece apoyado en las manos de sus papás. Luego hicimos otro set de familia con un fondo más claro para combinar el resto de sets que tenían un fondo más oscuro.

Salieron unas fotos muy íntimas y relajadas, siguiendo las instrucciones y deseos de los padres, que preferían unas fotos naturales y sencillas. Fotografía recién nacidos al más puro estilo “lifestyle”. Si os gustan las fotos, no dudéis en seguirme en Instagram.

¿Quieres realizar una sesión como esta conmigo? Llámame o escríbeme

Debe aceptar los términos y condiciones: