Me encanta poder hacer los reportajes de embarazo y bebé para mis clientes. Así yo puedo ir conociendo mejor a los futuros papás y además para ellos también es interesante ya que el pack “Embarazo-Bebé” sale más económico. En este caso Cristina vino a hacerse la sesión de embarazo sola. La contrató cuando su embarazo estaba bastante avanzado y su marido no tenía mucha disponibilidad. Así que ella no lo dudó y se hizo la sesión ella sola. Fue una sesión maravillosa. Es precioso cuando están los dos, el padre y la madre. Ya que da pie para fotos muy románticas y entrañables. Pero yo admito que disfruto muchísimo de las sesiones de embarazo donde la protagonista es la mujer al 100%. Al estar a solas, entre mujeres, damos rienda suelta a nuestra creatividad y a la feminidad que rebosa la embarazada.

Cristina me trajo algunas cosas para la sesión. entre esas cosas había unos patucos de erizo. Y es que los erizos son icónicos en su relación. Antes si quiera de estar juntos como pareja, Cristina y su chico trabajaban juntos. En un mensaje de trabajo Cristina le puso un erizo por error a su compañero (y futuro marido) . Ese error dio pie a bromas y a mucha complicidad. Se podría decir que ese erizo dio el pistoletazo de salida a su relación. Por eso la foto de Cristina con los patucos de erizo tiene tanto valor para ellos. Quizás para una persona que no conozca su historia esa foto es una más de tantas pero para ellos es una foto muy especial y personal.

Otra anécdota interesante de esta sesión es que Cristina estaba muy  interesada en el montaje fotográfico que hago siempre con estos reportajes de embarazo y bebé. Es una foto que suelo hacer con la mamá embarazada desnuda y tumbada en el suelo. Al nacimiento del bebé, en la sesión newborn, hacemos la misma foto en la misma pose (desnuda y tumbada boca arriba). En este caso el bebé se coloca sobre la barriga de la mamá . Cuando se juntan ambas fotos se ve como si la mamá y el bebé estuvieran sobre agua cristalina y en el reflejo se ve la misma imagen pero con la mamá embarazada. Es un guiño a esa etapa y a su culminación. Pues Cristina tenía pensado imprimir esa foto en gran formato y exponerla en su salón. Así que prefería hacerse el montaje en ropa interior y también quedó bien.

 

Ventajas de contratar los reportajes de embarazo y bebé a la vez

La sesión de fotos newborn sí la hicimos con Cristina, su marido y el bebé. Todos juntos. Fue una sesión muy agradable en la que todo acompañó. Así que pudimos hacer todos los sets que teníamos pensados y estuvimos todos muy a gusto.. El bebé estuvo a gusto y tranquilo durante toda la sesión. Incluso, aunque no conocía al marido de Cristina, era como si lo conociera. En seguida noté confianza por su parte.

En cuanto recibieron las fotos de la sesión con su bebé eligieron las fotos que querían para su álbum. También hicieron algunas ampliaciones y en 15 días recibieron todo el material definitivo. Ellos fueron muy rápidos en transformar sus fotos en “producto final”. Otras personas prefieren esperar un tiempo ya que en muchos casos tienen a amigos o familiares deseosos de hacerles regalos de este tipo. Así que el album o un pack de ampliaciones pueden ser regalos interesantes tanto para el baby shower, para después del nacimiento del bebé o incluso un bonito regalo de Navidad. Yo ofrezco álbumes a partir de 60€. En cuanto a las ampliaciones hay packs impresos de 20 fotos por 20€. En la página de tarifas podéis ver todas las opciones.

Si os gustan las fotos, no dudéis en seguirme en Instagram.

¿Quieres realizar una sesión como esta conmigo? Llámame o escríbeme

Debe aceptar los términos y condiciones: