Yo conocí a Martí y a Jana, a estos preciosos gemelos de 3 meses, tal como los veis aquí. Su madre no se hizo sesión de embarazo conmigo, ni sesión newborn. Estos preciosos bebés nacieron prematuros así que su madre prefirió no hacerles un reportaje de recién nacidos pero cuando descubrió mi trabajo le gustó y decidió que quería que yo les hiciera fotos a sus mellizos de 3 meses.

Fue un reto para mí pero fue divertido. Eran tan monos…No se durmieron en ningún momento de la sesión así que hicimos la sesión según fluyó. Sin forzar nada. A su madre no le apetecían las fotos con mucho atrezzo así que hicimos fotos más naturales y minimalistas. Estas fotos a gemelos de tres meses fueron un desafío, por las razones que os detallo más abajo pero yo obtuve mi recompensa…Creo que el reportaje quedó muy bien y además al acabar la sesión tuve la suerte de poder darle el biberón a uno de los dos hermanitos. Aunque trabajo habitualmente con bebés no me canso de ellos. Aún me emociono con cada uno de ellos y lo que aportan. Y si encima puedo abrazarles un ratito o darles un biberón, pues eso que me llevo. Que mis hijos ya están mayores y la verdad es que me produce una tierna nostalgia.

 

Desafíos de una sesión de fotos a gemelos de 3 meses

Como comentaba arriba, hacerles fotos a gemelos de 3 meses tiene varios desafíos. Es una edad complicada para hacer una sesión porque apenas si empiezan a levantar la cabecita cuando los ponemos boca abajo. Y tampoco se sientan o se apoyan por sí mismos. Con lo cual la variedad de posturas está bastante limitada. Además las fotos requieren mucho retoque, aunque no lo parezca, porque ya empiezan a tener pielecitas descamando, o pelitos que se caen, etc…

Además, como no son recién nacidos no se pueden usar los mismos recursos que en las sesiones newborn Los recién nacidos suelen dormirse más fácilmente y se mantienen dormidos porque aún no han desarrollado las distintas fases del sueño. Cuando duermen están en sueño profundo. Eso nos permite poder colocarlos amorosamente y cuidadosamente sobre distintos decorados y atrezzo.  Igualmente a su madre no le gustaba mucho el atrezzo así que, finalmente, creo que quedó un buen resultado con fotos íntimas y naturales.

Sinceramente este es un estilo que cada vez me gusta más. Las únicas fotos más “típicas” de estudio fueron las que hicimos con la tabla de surf, que era algo que le hacía mucha ilusión a su madre, así que lo intentamos. Finalmente con todas las fotos que hicimos de ese set pude hacer un montaje que quedó bastante bien, como veis en la galería. También incorporamos una prenda de su madre, una prenda verde que aparece en algunas fotos del set con fondo negro. Hicimos luego un set con en el que los bebés aparecen tumbaditos,  como durmiendo. Y mi set favorito, el del flokati (la mantita de pelito). Me gustan especialmente en las que aparecen juntos envueltos.

Espero que disfrutéis de las fotos y, si así es, no dudéis en seguirme en Instagram.

.

¿Quieres realizar una sesión como esta conmigo? Llámame o escríbeme

Debe aceptar los términos y condiciones: