La mamá de Carla dio a luz durante el confinamiento. Ella pensaba que se quedaría sin poder hacer su sesión de fotos para bebés, debido al COVID. Al mes de nacer Carla empezó la desescalada, así que su madre empezó a investigar posibles fotógrafos newborn para hacerse el reportaje fotográfico que tanto deseaba. Al tener Carla ya un mes la sesión newborn se complicaba mucho. Por eso otros fotógrafos le recomendaron que esperara a que Carla pudiera sentarse solita para hacerse fotos profesionales. Después dio conmigo y yo también le expliqué los desafíos que íbamos a tener a la hora de hacer una sesión de recién nacido con un bebé de un mes.

 

Los desafíos de una sesión de fotos para bebés de 1 mes

 

De entrada los bebés ya más grandecitos no se mantienen en la posición fetal. Así que muchos de los sets típicos de newborn, con según qué atrezzo, no se podrían hacer. Además los bebés empiezan a tener ya esos pequeñitos granitos que salen en la piel…Que son de lo más normal pero a la hora de editar las fotos supone muchísimo más trabajo de edición. Además los bebés suelen llorar más por los cólicos y no aguantan profundamente el sueño…Por tanto, hacer una sesión newborn con bebés de un mes es posible, siempre y cuando los papás sepan que hay ciertas limitaciones. En este caso el desafío era completo: sesión de fotos de bebé de un mes, con sus papás (a quienes aún no conocía) y con su hermanito mayor.

A sabiendas de todo esto la mamá de Carla quiso venir a hacerse el reportaje fotográfico y creo que las fotos quedaron muy bien. Abajo las tenéis. De entrada la madre quería que el fondo y/o el atrezzo fueran rosas. Quería un reportaje con un decorado y unos tonos más clásicos. Yo, que suelo recurrir a colores más neutros, no tenía demasiadas cosas de ese color pero con lo que tenía lo pudimos montar bastante bien.

Al tener un mes era muy difícil que el bebé permaneciera quietecita en una misma pose, por eso los fotógrafos recurrimos a envolverlos. Hicimos primero las fotos con el fondo negro en las que Carla sale desnudita y despierta, con su familia. Después, y en vista de que Carla estaba un poco intranquila y no se conseguía dormir, la envolví cuidadosamente como un capullito. Así ella estaba más a gusto y finalmente se quedó dormidita.

Si os gustan las fotos, no dudéis en seguirme en Instagram.

¿Quieres realizar una sesión como esta conmigo? Llámame o escríbeme

Debe aceptar los términos y condiciones:

Abrir chat
¿Hablamos?
Escríbeme o mándame un audio por WhatsApp y estaremos en contacto.